526

527

Cómo hablar del cáncer a los hermanos 

Los hermanos de un niño con cáncer a veces se sienten olvidados cuando se anuncia el diagnóstico. La atención de los padres de repente se concentra en su hermano, y las rutinas, los roles y las responsabilidades de la familia pueden verse afectados.

Además de tristeza, miedo y ansiedad, los hermanos pueden sentir diferentes emociones, como culpabilidad, celos, resentimiento o enfado. Casi toda la atención se centra en su hermano/a y pueden llegar a sentir que no se presta atención a sus necesidades y no tienen derecho a quejarse.

Para muchos niños y adolescentes poder encajar es algo imprescindible. Por ello, es posible que se sientan avergonzados de su familia, que ahora es diferente a la del resto. Algunos no querrán hablar de la situación con sus amigos o profesores. Si su hermano/a sufre cambios físicos por culpa del cáncer, pueden sentirse avergonzados y evitar que se les vea juntos.

Sus hijos podrán asumir mejor los cambios familiares si hablan de manera abierta y sincera. Los consejos del artículo «Cómo hablar del cáncer infantil con un niño» les pueden ayudar, pero sus hijos se sentirán más tranquilos si entienden que:

No es su culpa

Los hermanos deben entender que no han provocado el cáncer de su hermano/a, incluso si se han peleado o han tenido pensamientos negativos sobre ellos.

Lo qué pueden hacer

Expliquen que pueden apoyar a su hermano/a y háganles reflexionar sobre cómo piensan hacerlo. El vínculo con los hermanos sigue siendo muy importante, así que creen oportunidades para poder mantenerlo. Las visitas frecuentes al hospital o el contacto por teléfono, correo electrónico o RR. SS. es esencial.

No pasa nada por divertirse  

Aunque el niño afectado por la enfermedad recibe mucha atención en este momento, las necesidades de sus hermanos también son importantes. Siempre que sea posible, deben seguir practicando sus actividades preferidas y disponer de tiempo para divertirse.

Se les sigue queriendo igual

Los hermanos deben entender que ustedes van a pasar mucho tiempo con su hermano/a y tendrán que centrarse en el tratamiento, pero que es necesario y no se debe a que ya no les quieran. Presentar todos los problemas y hacerles entender sus consecuencias suele ser muy efectivo.

Siempre va a haber alguien para ocuparse de ellos

Explíquenles que van asegurarse de que siempre habrá alguien para cuidarles. Pregúntenles quién prefieren que se ocupe de ellos cuando ustedes no estén disponibles.

Was this article helpful?