526

527

Cómo hablar del cáncer infantil con un niño/a 

Tu hijo puede tener un amigo o primo diagnosticado de cáncer.Aunque en ocasiones puede ser un niño, normalmente los pequeños suelen conocer a un adulto de su entorno afectado por la enfermedad, como un profesor o un abuelo. Los niños pueden sentirse asustados y confundidos al enterarse de que también pueden tener cáncer.

Causas de la enfermedad

Los niños deben entender que el cáncer infantil no está relacionado con el estilo de vida (exposición solar, tabaquismo, etc.), y que no tienen cáncer por portarse mal o por haber tenido un pequeño accidente, como un golpe en la cabeza. También deben ser conscientes de que nadie ha hecho algo para provocar el cáncer.

 No es contagioso

 Los niños deben sentirse seguros cuando estén con la persona enferma. Deben saber que el cáncer no es contagioso. Es necesario explicarles que si el niño enfermo está en una zona aislada es para protegerlo de las infecciones, y no para evitar que contagie la enfermedad. 

Most children get better

Like adults, children may worry that cancer means their friend will die. Reassure children that although cancer is a serious, life-threatening disease, the overall survival rate for children is now more than 80%. This can vary depending on the diagnosis, but most children will survive cancer.

Preparados para el cambio  

Expliquen los cambios que va experimentar su amigo/a. Quizás esté cansado y no quiera jugar. También es posible que falte mucho al colegio. Puede que haya cambios físicos, como la pérdida del cabello o que vaya en silla de ruedas. Su hijo debe intentar centrarse en lo que no ha cambiado, como la personalidad de su amigo o su amistad. 

Las visitas al hospital 

Si es posible lleven a su hijo al hospital para que vea a su amigo/a. Los niños quizás no entiendan por qué su amigo/a enfermo ha desaparecido de su vida tras el diagnóstico. Puede que imaginen lo peor. Los niños deben saber que es normal plantearse lo que vamos a decir o cómo vamos a actuar. Deben ser conscientes de que cuanto más tiempo pasen con su amigo, más le ayudarán a relajarse. 

No pierdan el contacto  

Ayuden a su hijo a conservar la relación con su amigo. Quizás no se vean tan a menudo o se relacionen igual, pero hay muchas formas de conservar el contacto. Los niños más pequeños pueden hacer tarjetas o decoración para la habitación del hospital. Los más mayores pueden usar el teléfono, el correo electrónico o las RR. SS. 

Apoyen sus sentimientos  

Su hijo debe saber que es normal sentir muchas emociones y que ustedes también las experimentan. Tiene que sentir que puede hablarles siempre que necesite expresar cómo se siente. También es la ocasión idónea para hablar sobre cómo sobrellevar las emociones más difíciles.

Was this article helpful?