526

527

Cambios posibles y consejos para sobrellevarlos

November 2013

7 min - Read

La familia va a experimentar muchos cambios. Puede que seas el mayor, el más pequeño o el mediano de la familia. Puede que vivas con tus padres o solo con uno de ellos. Sea cual sea tu situación, es probable que la vida de tu hermano/a haya cambiado desde que enfermó. Este artículo habla de estos cambios y aporta algunos consejos para sobrellevarlos.

«No estaba lista para todo estos cambios. Siempre había compartido la habitación con mi hermana Kelly. Pero cuando enfermó, me tuve que ir de la habitación porque papá y mamá venían por la noche a verla. Algunas noches tuve que dormir en el sofá del salón. Ni yo ni mi hermano Tim podemos invitar a nuestros amigos porque pueden traer gérmenes a casa que empeoren el estado de Kelly. Todo ha cambiado.» Jessica, 13 años.

Cambios en la rutina y las responsabilidades

¿Te sientes reflejado en estas frases?

➜ ¿Haces más tareas domésticas?
➜ ¿Pasas más tiempo con tus parientes o amigos?
➜ ¿Pasas más tiempo solo en casa?
➜ ¿Te piden que hagas la comida o la colación?
➜ ¿Cuidas de tus otros hermanos/as más a menudo?
➜ ¿Cuando te piden que eches una mano en casa a ti solo te gustaría estar con tus amigos?

¿Te suena?

➜ ¿Tienes la sensación de que tienes que ser bueno y perfecto todo el rato?
➜ ¿Intentas proteger a tus padres de lo que les pueda preocupar?
➜ ¿Tienes ganas de gritar pero te las guardas para no causar problemas?

Nadie es perfecto constantemente. Necesitas espacio para sentirte triste o enfadado, además de feliz. Intenta expresar tus sentimientos con tus padres o amigos, aunque te cueste empezar la conversación.

La relación con tus padres

Puede que tus padres te pidan asumir más responsabilidades que a otros niños de tu edad. A lo mejor pasarán más tiempo con tu hermano/a. Al principio puede molestarte, pero al final crecerás y aprenderás mucho de esta experiencia. El siguiente artículo tiene consejos para hablar con tus padres.

La comunicación cuando las cosas cambian

Las familias consideran que es muy útil hablar en grupo, aunque sea un poco cada semana. Es una forma de seguir conectados. Estos consejos te pueden ayudar para hablar con:

Tus hermanos/as

➜ Si eres el más mayor, los más pequeños buscarán apoyarse en ti. Debes ayudarles todo lo que puedas. Igualmente, no pasa nada porque les digas que estás pasando un mal momento.
➜ Si vas a pedir ayuda a tu hermano/a mayor, no dudes en contarle cómo te sientes. Te podrá ayudar, pero probablemente no tenga todas las respuestas.
➜ Intenta usar las siguientes frases: Estoy haciéndo lo mejor que puedo. ¿Cómo podemos esforzarnos juntos para hacer frente al problema?

Tus padres

Tus padres estarán estresados, igual que tú. Muchas veces no sabrán qué hacer o qué decir.
➜ Intenta aprovechar al máximo el tiempo que pases con ellos. Diles cuánto les quieres y todo lo que significan para ti. Pueden salir a cenar juntos o de vez en cuando pueden venir a tus actividades.
➜ A veces tendrás que dar el primer paso y empezar la conversación. A lo mejor te sentirás culpable por querer que se ocupen de ti. Pero no debes, porque es importante que te cuiden y te quieran.
➜ No dejes de hablar a tus padres, aunque sea difícil.
Intenta usar las siguientes frases:Papá, tengo algo que decirte. ¿Ahora es un buen momento or Mamá, tenemos que hablar. ¿Tienes un minuto?
Puedes intentar usar la siguiente frase: ¿Cómo puedo ayudarles?

Tu hermano o hermana con cáncer

Tu hermano/a puede enfermarse por culpa del tratamiento y querer pasar tiempo a solas. O quizás se encuentre bien y quiera estar contigo..
➜ Intenta usar las siguientes frases: ¿Quieres jugar a algo o hablar?

Was this article helpful?