526

527

La escala de emociones: una herramienta simple y universal

Se ha avanzado mucho en la investigación del dolor en los niños y cada vez existen más herramientas adecuadas para mitigarlo. Sin embargo, queda mucho trabajo por hacer.

¿Cómo podemos brindar apoyo emocional a los niños en el día a día?

Nuestro reto es ayudar a los niños enfermos a identificar y expresar mejor sus intensas emociones.
El objetivo es que los padres y cuidadores tengan en cuenta y gestionen estas emociones en el día a día, de forma que el tratamiento sea más sencillo y se mejore la calidad de vida diaria del paciente.

Los niños menores de 5 años: entenderlos mejor para brindarles una mejor ayuda

Los niños menores de 5 años están en una fase de madurez emocional muy temprana, por lo que expresar sus emociones es complicado, sea cual sea su estado de salud. Y pese a ello, durante el tratamiento deben hacer frente a un mundo médico totalmente desconocido y aterrador. Los niños pueden tener una reacción de aislamiento o de regresión. 1

David Le Breton, antropólogo, sociólogo y profesor de la Universidad de Estrasburgo, director de la primera fase del proyecto de la «Escala de Emociones», explicaba lo siguiente: «Los niños menores de 5 años no han desarrollado totalmente el lenguaje y no siempre tienen la confianza suficiente para expresar sus sentimientos.

Además, estos niños tienen todavía una relación abstracta con la muerte, pese a que en el hospital sean conscientes de que algo trágico les sucede. Son extremadamente sensibles a la separación de sus padres. En una época en la que el niño está creciendo, esta ausencia puede dañar su confianza en el mundo y en los adultos en general. Muchas veces el miedo que sienten sus padres se añade al que ellos experimentan. Les cuesta describir el dolor, no saben imaginar todavía el futuro, viven sobre todo en el presente. Para acceder a sus sentimientos es necesario contar con los padres y utilizar técnicas adaptadas como el dibujo: «Puedes dibujar lo que te asusta», «Si tuvieras una varita mágica, ¿qué pedirías?», «Si tuvieras un borrador, ¿qué borrarías?».

Esta fase del desarrollo es esencial y cuanto más ayudemos al niño a reconocer y expresar sus emociones, podrá gestionarlas mejor y vivirlas en paz.

Es importante que las familias y equipos de cuidados se informen sobre el estado psicológico de los niños que reciben tratamiento (miedo, dolor, ansiedad, estrés, tristeza, aislamiento, cansancio), para poder brindar un mejor apoyo y ayudarles a gestionar sus emociones.

«Para mí, entender las emociones y sentimientos de los niños y jóvenes con cáncer es algo estrechamente relacionado con el tratamiento».
Dr Étienne Seigneur, psiquiatra infantil, Instituto Curie

Niños, padres y cuidadores: las ventajas de una herramienta compartida

La escala de emociones crea una situación de apertura y comprensión mutua, un puente que facilita la conversación y fomenta un entorno de confianza para los pacientes jóvenes. Esta herramienta, desarrollada para los niños, padres y cuidadores, debe ayudarles a comunicarse mejor. Es muy sencilla y fácil de usar y es apta para los niños de todas las edades y culturas.

También permite a los profesionales de la salud adaptar el apoyo y la información que aportan cada día. Al usar esta escala de emociones, es posible desarrollar acciones y recomendaciones para ayudar al enfermo con sus sentimientos.

La escala de emociones es una iniciativa desarrollada con atención

La primera fase del trabajo exploratorio se basa en el análisis de las publicaciones existentes y la información recabada durante las entrevistas con padres y profesionales, así como los datos extraídos de los dibujos de los niños.

Está fase está liderada por el antropólogo y sociólogo David Le Breton y su equipo de investigadores posdoctorales.

En 2019, la escala se desarrollará dentro de una investigación clínica, en colaboración con el grupo Unicancer/AFSOS, antes de su evaluación, publicación y lanzamiento oficial.

El grupo de trabajo dedicado al proyecto:

David Le Breton
Antropólogo y sociólogo, Universidad de Estrasburgo, miembro del USIAS (University of Strasbourg Institute for Advanced Study), acompañado de su equipo de cinco investigadores posdoctorales.

Dr Dominique Valteau-Couanet
Oncóloga pediátrica, directora de Childhood & Adolescent Cancer Research, presidenta del Consejo Científico de la Sociedad Francesa para el Cáncer Infantil

Dr Étienne Seigneur
Psiquiatra infantil, departamento de oncología pediátrica, Instituto Curie, tesorero de la Sociedad Francesa de Psicooncología.

Profesor Ivan Krakowski
Oncólogo clínico, especialista en dolor, Instituto Bergonié, presidente fundador de la Asociación francófona para los tratamientos oncológicos.

Catherine Vergely
Secretaria general de la UNAPECLE (Unión Nacional de Asociaciones de Padres de Niños con Cáncer o Leucemia)

Was this article helpful?