526

527

MITOS y REALIDADES: Sobrevivientes del cáncer infantil

MITO
Los sobrevivientes llevan la enfermedad consigo y son un riesgo para la salud. 

REALIDAD
El cáncer infantil no es contagioso:  
no se transmite mediante un virus y no es infeccioso.  
Es seguro jugar, socializar y relacionarse con los sobrevivientes del cáncer infantil.

MITO
Todos los sobrevivientes son genéticamente inferiores y tienen problemas de fertilidad.
Nunca podrán tener hijos.

REALIDAD
Algunos sobrevivientes tienen problemas reproductivos y de fertilidad, pero no es el caso de todos.
El tipo de cáncer y su tratamiento determinan si los sobrevivientes desarrollarán estos problemas.

MITO
Los sobrevivientes tiene una esperanza de vida inferior.

REALIDAD
Dos de cada tres sobrevivientes de cáncer infantil corren el riesgo de sufrir efectos posteriores y recidivas de la enfermedad, pero esto no está vinculado a su esperanza de vida.  
La naturaleza y la gravedad de los efectos secundarios tardíos también influye en la esperanza de vida.
Una esperanza de vida más corta depende de:
• cuándo se diagnosticó el cáncer;
• cuál fue el tratamiento inicial
• lo adecuado que fue el tratamiento.

MITO
Los sobrevivientes del cáncer infantil están curados. No necesitan más cuidados. 

REALIDAD
Es muy importante que los sobrevivientes reciban cuidados y un seguimiento.
Corren más riesgo de desarrollar otro cáncer o enfermedades crónicas provocadas por el tratamiento inicial.
Las revisiones frecuentes y la vigilancia son esenciales para detectar y tratar de forma precoz cualquier problema de salud.

MITO
Los supervivientes del cáncer infantil tienen un futuro triste, doloroso y miserable.  
Nunca podrán llevar una vida normal.  

REALIDADHay vida y futuro después del cáncer.
Los sobrevivientes tendrán una nueva «vida normal».  
La mayoría de sobrevivientes puede volver a las aulas y a sus rutinas habituales tras el tratamiento.
Los sobrevivientes pueden integrarse de nuevo en su familia, amistades y entorno cercano.
Su transición de vuelta a la vida normal es mucho más sencilla, más enriquecedora y más feliz si cuentan con un entorno de apoyo, con familiares, profesorado, cuidadores, compañeros, amigos y vecinos.

MITO
Los sobrevivientes tienen malos resultados académicos y laborales.

REALIDAD
Algunos sobrevivientes pueden tener problemas cognitivos o de aprendizaje, pero este no es el caso de todos. La mayoría de sobrevivientes tienen excelentes resultados, tanto en su educación como en su vida profesional.

MITO
Es mejor que los niños y adolescentes con cáncer no sepan que tienen la enfermedad.

REALIDAD
Deben ser informados. Según su edad, deben recibir información adaptada para ayudarles a entender lo que les sucede. Esto es esencial en el caso de jóvenes y adolescentes. Deben sentirse empoderados, capaces de ocuparse de su propia salud y bienestar.

MITO
Los sobrevivientes del cáncer infantil llevan consigo el estigma durante su vida adulta. Siempre serán víctimas de discriminación en sociedad, en su matrimonio y su vida profesional.   

REALIDAD
En la mayoría de países se admira a los sobrevivientes, se les considera héroes y guerreros que han superado el cáncer con valentía.  La sociedad tiene una imagen positiva de ellos, son un ejemplo de sobervivencia ante el cáncer infantil.
En los países en los que existe un estigma y discriminación, los sobrevivientes y sus defensores deben alzar la voz y luchar contra el estigma, compartir sus historias y presentar la realidad de sus vidas.
La educación, la información y las historias reales son herramientas poderosas para acabar con el estigma y la discriminación.

Was this article helpful?