526

527

Nutrición y cáncer infantil:  preguntas frecuentes de los padres

7 min - Read

¿Cómo podemos saber si nuestro hijo come lo suficiente?

Durante las visitas médicas podrán medir el peso y la altura de su hijo. En ocasiones estos datos se registran en un gráfico de percentiles.

Al conocer la altura y el peso de su hijo podrán saber si come lo suficiente, así que como las posibles consecuencias del tratamiento en su crecimiento. También les harán preguntas sobre su apetito, sus platos favoritos y los problemas que pueda tener con la alimentación.

¿Deberíamos evitar algunos alimentos?

Si su hijo está enfermo o está siendo tratado corre más riesgos de coger infecciones como una intoxicación alimenticia. Es mejor evitar los siguientes productos:

  • Huevos crudos o poco hechos
  • Paté
  • Queso fabricado con leche no pasteurizada; quesos madurados con moho, como el brie o el camembert; y quesos azules como el stilton o el gorgonzola. Eviten la leche no pasteurizada.
  • Carne cruda o poco hecha
  • Mariscos crudos (los mariscos bien hechos son seguros)

Si su hijo va a recibir un trasplante de médula ósea o de células madre, quizás deba evitar otro tipo de alimentos. Consulte con su dietista, su médico o su enfermera.

Nuestro hijo come lo mismo todos los días. ¿Debería preocuparme?

Es algo bastante normal y suele producirse porque el niño experimenta cambios en el gusto u otra serie de efectos secundarios del tratamiento. Muchos niños comen solo sus «comidas seguras», cuyo sabor conocen y no les sientan mal. Este comportamiento suele ser una fase y mejora con el tiempo. Si tienen dudas sobre la alimentación y los nutrientes que requiere su hijo consulten con su dietista.

Nuestro hijo no come frutas o verduras

Pueden acompañar cada comida o snack con un poco de fruta y verdura para mantener el hábito. Por ejemplo, unos guisantes o una zanahoria rayada con la pasta; unas rodajas de pepino junto al sándwich o «kebabs de fruta» con el yogur. Los zumos de frutas, los batidos caseros y los smoothies suelen ser un buen sistema para incluir fruta en la dieta.

Nos preocupa que nuestro hijo coma demasiada comida basura

Toda la comida tiene valor nutricional, incluso la llamada comida rápida o «basura». Las hamburguesas, las patatas fritas o las pizzas tienen mucha energía y contienen algo de proteínas, vitaminas y minerales. Muchos niños aprecian estos platos, porque suelen tener un fuerte sabor intenso y salado. Según mejore el apetito de su hijo y se encuentre mejor, pueden intentar que coma otros alimentos.

Su hijo puede echarles una mano en la cocina. También pueden añadir un poco más de sabor al plato para que sea más atractivo. Si tienen dudas sobre la dieta de su hijo, hablen con el especialista.

¿Deberíamos pasarnos a la dieta ecológica?

Algunos estudios han demostrado que las frutas y verduras ecológicas puede tener mayores niveles de vitaminas y minerales, así como menos sustancias tóxicas. En cualquier caso, no existen datos que demuestren que los productos ecológicos sean más beneficiosos para los pacientes de cáncer. Todas las frutas y verduras, ecológicas o no, deben lavarse con agua abundante antes de consumirlas.

Was this article helpful?